¿Y el asesino del “Macho”?

La pregunta queda en el aire a un mes de que el ex boxeador fuera asesinado.

¿Y el asesino del “Macho”?
Crédito: Getty Images / Telemundo
Por Telemundo Local 22 de agosto de 2014

La noticia de la muerte a causa de un balazo del ex campeón de boxeo Héctor “Macho” Camacho recorrió el mundo. Sin embargo, tras cumplirse un mes del atentado que segó su vida y la de su acompañante, las autoridades en Puerto Rico guardan silencio en torno al paradero de los responsables.


Tras los hechos violentos ocurridos el pasado 20 de noviembre en Puerto Rico, la policía había interrogado a dos jóvenes a quienes catalogó como personas de interés. Ambos aseguraron ser inocentes, pero terminaron arrestados al ser identificados como los autores de otro tiroteo ocurrido un mes antes en las afueras de un centro nocturno.


La noticia de la muerte del “Macho” no sólo acaparó la atención por la manera violenta en que se esfumó su vida, sino por la cantidad de sucesos que se desataron luego de la tragedia, incluso altercados entre miembros de la familia que no aceptaban el diagnóstico final de que había fallecido, aferrados a que despertaría pues se encontraba todavía conectado a las máquinas.


Durante el funeral en Puerto Rico, además, dos mujeres que fueron sus parejas protagonizaron una trifulca, mientras que durante el entierro uno de los hijos del ex boxeador terminó gritándole a su abuela, mamá del “Macho”, frente al ataúd y las cámaras de televisión.


Camacho, de 50 años, fue herido en una balacera el pasado martes 20 de noviembre a eso de las 7:30 p.m. en Bayamón, Puerto Rico. Debió ser transportado al hospital Centro Médico de Río Piedras, a donde llegó entubado y en condición crítica al recibir un impacto de bala en la mandíbula, que le fracturó tres arterias y se alojó en el hombro derecho. Su acompañante y quien manejaba el auto, Adrián Alberto Mojica Moreno, también fue atacado y murió en la escena.


Camacho fue declarado muerto dos días después al certificarse muerte cerebral. Pero no fue sino hasta el sábado que un paro cardiaco acabó con la vida artifical en que se mantenía.


¿Crees que la policía en Puerto Rico logre dar con el asesino? ¿O se quedará como un hecho impune más?