Arresto de líder religioso polígamo cierra oscuro capítulo