Exastro de la NFL otra vez en problemas por doble crimen