Policías del otro lado de la ley

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    AP

    Dos agentes de la Policía de Houston fueron suspendidos de sus puestos y se encuentran bajo custodia de las autoridades, mientras se realiza una investigación interna. Lo anterior luego de que surgieran acusaciones de índole criminal en contra de los agentes. Según el sitio KRPC, afiliada de la cadena NBC en Houston, los oficiales Kendrick Ferguson de 33 años de edad y German Ramos de 36, han sido acusados de posesión e intento de distribución de una sustancia controlada. La publicación también dice que Alex Matos, un ciudadano civil, también está acusado justo a los agentes. Al parecer, los hombres fueron arrestados durante un operativo en cubierta. De ser hallados culpables enfrentan hasta 99 años de prisión y multas de cientos de miles de dólares.