Aplican justicia 23 años después

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    HOUSTON – Un viejo adagio popular dice que la justicia cojea pero llega.

    Este puede ser el caso de Donald Miles, sentenciado este jueves a 40 años de prisión por un crimen que cometió en 1990.

    En septiembre de ese año Robert Holley de 43 años y William Migues de 25 fueron robados y asesinados al noroeste de la ciudad, durante una aparente operación de compra y venta de drogas.

    Los cuerpos de estas dos personas fueron sepultados en un terreno desocupado, pero fueron descubiertos en febrero de 1991 por un empleado de una empresa de cable que hacía un trabajo en el lote desocupado.

    Tras la denuncia inicial, un equipo de investigadores empezó las pesquisas, sin embargo, éstas no llevaron a ninguna parte y el caso quedó archivado.

    Pero 20 años después la oficina de investigaciones del alguacil del condado Harris decidió retomar el caso y obtuvo pruebas que llevaron, inicialmente, a elevarle cargos a Miles por asesinato capital.

    Finalmente, un jurado lo halló culpable y el juez lo sentenció a pasar los próximos 40 años en prisión.