Campaña: a cazar conductores ebrios

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    HOUSTON – Aquellas personas que les gusta celebrar las festividades de fin de año con unos traguitos y después manejan sus vehículos sin ninguna prevención tendrán desde este fin de semana y hasta el día de año nuevo los ojos de las autoridades encima.

    Así lo anunciaron los alguaciles del precinto 4, que junto con el fiscal del Distrito del Condado Harris, Devon Anderson, realizarán una jornada para detener y enjuiciar a las personas que asumen esta peligrosa práctica.

    Las autoridades anunciaron que habrá “un significante incremento en el número de patrullas” que vigilarán las carreteras del área metropolitana durante esos días.

    La Fiscal Anderson dispuso que haya fiscales adicionales que trabajarán junto con personal médico que tomarán las muestras de sangre y un juez para hacer expeditas las investigaciones que involucren sospechosos de conducir bajo estado de intoxicación.

    Cabe recordar que hace poco más de un mes, dos patrullas de policía fueron chocadas con diferencia de pocos minutos en el mismo lugar por dos conductores, sospechosos de conducir en estado de alicoramiento.