Concesionario de autos vive un infierno

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    HOUSTON - ¿Cree usted posible que un choque de dos autos deje daños por $1 millón?

    Pues bien, eso fue lo que le pasó a un concesionario que esta mañana terminó envuelto en llamas tras un accidente de dos autos, ste martes en la madrugada.

    Los hechos se dieron luego de que una mujer impactó por la parte trasera a un vehículo que salía del restaurante Papassitos ubicado en la I-45 y Richey Road.

    El impacto de la camioneta SUV que ésta manejaba fue tan violento que no sólo destrozó la parte trasera de un auto Honda Accord, sino que fue a parar contra un poste de la luz del concesionario de autos Cadillac Tom Peacock, lo que generó un gran incendio.

    El resultado: más de 12 lujosas camionetas Cadillac incineradas por el fuego, al igual que otros automóviles de la misma marca.

    Tanto la mujer, como el conductor del auto Honda fueron llevados a un hospital cercano, aunque sin lesiones de consideración.

    Las autoridades investigan si la mujer causante del accidente conducía bajo la influencia del alcohol.