Consejos para una educación superior sin afectar al bolsillo

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    HOUSTON – El sueño de millones de estudiantes de preparatoria es obtener una educación superior y gracias a varios recursos, hay opciones para graduarse sin acabar con una enorme deuda.

    Uno de estos jóvenes emprendedores es Génesis Santos, una estudiante que fue aceptada a las 25 universidades a las que solicitó admisión y la primera en su familia en ir a una universidad.

    Gran Hermano

    "Es muy importante, mi familia está muy orgullosa", comenta Santos quien además confesó sentirse abrumada al comparar tantos paquetes de ayuda financiera.

    Según Liz Quiñones de Consumer Reports, la clave está en revisar cada carta de ayuda financiera con cuidado. Además, busque los subsidios y becas, y revise si ese dinero es solo para el primer año y si se exige que tenga calificaciones muy altas.

    “Los préstamos federales tienen muchas ventajas sobre los préstamos privados. Tienen tasas fijas de interés y opciones más flexibles para pagar el dinero”, comenta Quiñones quien además añade que la mejor opción es un préstamo federal directo subsidiado. Con estos, el gobierno paga el interés hasta seis meses después que terminas la universidad.

    Un consejo más. Para cada escuela, determina cuánto dinero más vas a necesitar para cubrir todos tus gastos universitarios.

    La Oficina para la Protección Financiera del Consumidor tiene más información sobre cómo pagar la universidad. Puede acceder a su página haciendo click aquí.

    El gobierno también tiene una herramienta para comparar costos y ayuda financiera de cada universidad. Puede accederla haciendo click aquí.