Posibles cursos México-Estadounidense

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    AUSTIN, Texas - La Junta Educativa de Texas evalúa la creación de un curso de estudios mexicano-estadounidenses como materia opcional en preparatoria, iniciativa que de acuerdo con sus promotores permitiría a los estudiantes una mejor comprensión de su estado, donde los hispanos son la mayoría en las escuelas públicas y el territorio alguna vez fue parte de México.

    No obstante, los críticos desestiman el proyecto porque lo consideran un intento de introducir políticas progresistas en los salones de clases.

    Los 10 republicanos y cinco demócratas que participan en la junta tendrán una audiencia pública el martes y votarán sobre la creación de los nuevos cursos en la semana. Es la primera vez que se analiza la posibilidad de crear un curso así en Texas pero el tema no es nuevo en los estados fronterizos, como California, que recientemente aprobó una ley que ordena la creación de un modelo para impartir cursos de estudios étnicos estándares para todo el estado.

    Pero aunque el curso de estudios mexicano-estadounidenses fuera aprobado, el desarrollo del currículo y los libros de textos apropiados implica que no estaría listo para impartirse antes de dos o tres años. El debate reavivará batallas ideológicas pasadas acerca de qué debe enseñarse en la materia de historia en la segunda entidad más poblado de Estados Unidos.

    "Quizá cause la aparición de un César Chávez que llame a un boicot", dijo el republicano David Bradley, integrante de la junta educativa acerca de la audiencia del martes, en referencia al líder de trabajadores agrícolas que organizó un boicot masivo a las uvas en busca de mejores condiciones de trabajo para los trabajadores.

    Es probable que las discusiones muestren los enfrentamientos por venir en torno a los contenidos de los nuevos libros de texto en la materia de estudios sociales que la junta aprobará para su uso en los salones de Texas a fines de este año. En 2010 la integrante de la junta Mary Helen Berlanga, del partido demócrata, abandonó la reunión para definir el currículo de estudios sociales al no lograr que se dedicaran más sesiones a líderes latinos y declaró: "No podemos pretender que Estados Unidos sólo está formado por caucásicos y que los hispanos no existen". Varias juntas escolares de Texas, incluyendo la más grande, en Houston, han aprobado resoluciones que apoyan la creación de estudios mexicano-estadounidenses en todo el estado.

    Además de Rubén Cortez, de Brownsville, quien propuso la resolución de alcance estatal se desconoce cuántos integrantes de la junta apoyan la iniciativa. Algunos dicen que sería más sencillo crear un curso de estudios multiculturales que reconozca las aportaciones de los mexicano-estadounidenses, así como las de otros texanos de diverso origen étnico.