Exigen ley que castigue robo de salarios a trabajadores

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Shutterstock

    El robo de salarios es un problema que afecta a trabajadores hispanos, hombres y mujeres, ya sea en trabajos de contrucción o domésticos.

    Hoy se pidió a miembros del Concejo Municipal, que sometan a votación un proyecto de ley municipal que evitaría el abuso laboral.

    El Centro de Trabajadores Fe y Justicia, hoy formó un banco de llamadas, para poner presión en los concejales para que ya sometan a votación una ordenanza que proteja a quienes de otra forma, no tienen voz.

    En el banco de llamadas, marcaban a la oficina de cada uno de los concejales, pidiendo que se apruebe la llamada ordenanza contra el robo de sueldos.

    Laura Pérez Boston, directora del Centro, explicó: "Por avaricia o equis no le paga al trabajador, entonces va a haber consecuencias, podemos decirle, si usted no paga, pues no a poder seguir ya operando".

    Son trabajadores de construcción, niñeras, meseras o empleados que han sufrido robo de salarios.

    Mitsi Ordoñez, es coordinadora de trabajadores en el Ccentro Fe y Justicia: "Si, mira la verdad es que es muy triste, en la ciudad de Houston está pasando más con la comunidad latina, la gente esta trabajando y no estan dandoles el sueldo que merecen".

    Dicen que las quejas ante el Departamento de Trabajo tardan en resolverse de 6 meses a un año.

    Aunque el proyecto de ley ya fue evaluado por el Comité de Seguridad de la Ciudad, aún falta que sea analizado en el pleno del Concejo.

    Se llamó principalmente a concejales como Helena Brown, Mike Laster y Oliver Pennington quienes aún no dan una posición ante la propuesta ordenanza.

    "¿Por qué pueden estar de nuestro lado? Porque ahorita la ciudad de Houston necesita una ordenanza; hay mucha gente que no le están pagando y que está siendo violada en sus derechos laborales", concluyó Ordoñez.

    El Centro de Trabajadores estima que en Houston, se roban 753 millones de dólares al año en sueldos que no se entregan a los trabajadores.

    "Si hay una compañía que ya tiene historial de robarle a la gente el dinero que es suyo, por el trabajo, ya no puede agarrar contratos en la ciudad, ni licencias ni permisos", argumenta Pérez Boston.

    La ordenanza aún no ha sido colocada en la agenda inmediata para su votación en el pleno del ayuntamiento.

    De aprobarse la ordenanza, colocaría a Houston como la primera ciudad en Texas en ofrecer este tipo de protección a los trabajadores.