Huellas, pista para hallar raptor de bebé

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    HOUSTON – Las huellas digitales y rastros del ADN son las principales pistas que tiene la policía para encontrar al sospechoso de secuestrar por varias horas a una bebé de ocho meses, luego de robarse el auto donde su madre la había dejado sola por un momento.

    Los técnicos investigadores tienen las huellas dejadas en el vehículo por el sospechoso y con ellas trabajan para determinar la identidad de la persona.

    A esto se suma el retrato hablado descrito por la madre de Genesis Hayle, quien manifestó que se trataba de una persona con una edad cercana a los 20 años, de origen afroamericano.

    Así mismo, la persona fue descrita como de unos 5 pies y 9 pulgadas y unas 140 pulgadas de peso.

    De acuerdo con el teniente López, encargado de la investigación, la mujer se bajó del auto en una estación de gasolina y dejó el auto encendido, debido a que Genesis estaba durmiendo, mientras compraba algo en la tienda, pero al instante el sospechoso se subió al vehículo y huyó.

    El auto fue encontrado abandonado un par de horas después, mientras que la pequeña Genesis fue encontrada hacia las 8 a.m. en una zona boscosa por una mujer que corría y la escuchó llorar en la silla para bebés.

    La mujer, inmediatamente, llamó al 911 y reportó el hallazgo. La niña fue recuperada por el oficial Albert Pizzana, quien la encontró con varias picaduras de hormigas en su cuerpo.

    La menor fue luego llevada al Texas Children Hospital donde fue evaluada. Tras la evaluación le fue entregada a su madre.