Culpable por masacre de 3 hispanos en 2013

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Sánchez o ´J Boi´ como se le conoce en el mundo callejero enfrenta tres cargos de homicidio agravado y enfrenta la pena de muerte.

    HOUSTON – Tras 10 días de presentaciones en la corte, un grupo de jurados halló culpable a Johnatan Sánchez de la masacre de tres hispanos dentro de un apartamento en el área de Cooperfield, al noroeste de la ciudad.

    'J Boi', como se le conocía en el mundo callejero podría ser  sentenciado a pena de muerte.

    Los hechos ocurrieron en noviembre de 2013 dentro de un apartamento en el cual fueron baleados mortalmente tres personas, dos de ellos adolescentes de 17 años.

    Al menos una persona sobrevivió al ataque y fue esta la que ofreció la información que permitió la identificación de Sánchez por parte de las autoridades.

    Según la descripción de la escena del crimen hecha por las autoridades, la víctimas fueron ultimadas con un balazo en la cabeza cada una con una pistola 9 milímetros.

    Dos de ellos fueron encontrados muertos en la sala del apartamento, mientras, que la tercera víctima fue hallada sin vida en el baño del lugar.

    Dentro del apartamento se encontraron armas y drogas, según se narró durante el juicio. 

    Sánchez huyó de la escena y fue capturado unos días después por un equipo de agentes especiales en un área del este de Houston.

    Las víctimas mortales en este incidente, ocurrido en el conjunto de apartamentos Peppermill Place, fueron Yosselyn Alfaro, de 21 años y Veronica Hernández y Daniel Muñoz, los dos de 17 años.