Lo paran por ir rápido y le llueven cargos

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    HOUSTON – Lo que empezó para Travis Dahringer como una simple parada por manejar por encima del límite de velocidad establecido en una calle de Sugar Land terminó con la acusación por ocho felonías.

    El sargento de la policía de Richmond que detectó la alta velocidad a la que conducía Dahringer por la calle Jackson, se encontró con una sorpresa cuando le pidió el registro del auto y la licencia de conducción.

    Del auto salió un fuerte olor a marihuana, lo que llevó al sargento Roach a realizar una inspección más extensiva.

    Según el oficial “una investigación del vehículo mostró que Dahringer poseía marihuana y otros numerosos tipos de narcóticos”.

    Ante esto, lo que iba a representar una advertencia por manejar demsiado rápido se convirtió en siete acusaciones por manufacturar y distribuir narcóticos.

    Esos cargos incluyen cinco acusaciones de felonía en primer grado y dos en tercer grado. Así mismo fue acusado de posesión de marihuana una felonía que da cárcel estatal.

    El joven de 22 años está a la espera de que un juez decida si le otorga libertad bajo fianza.