Policía demanda a mujer que llamó al 911 por no advertir del peligro

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    En un caso que está llamando la atención nacional, un oficial de la Oficina del Alguacil del Condado Harris, está demandando a una mujer que llamó al 911 pidiendo ayuda. Al parecer el oficial resultó herido y ahora busca una compensación monetaria. Sin duda un caso totalmente nuevo en el Condado de Harris y que hoy el propio Alguacil Adrián García, tachó de ridículo por parte de uno de sus propios oficiales. La llamada se hizo en la casa de Carmina Figueroa cuando un familiar suyo actuaba irracionalmente por usar drogas. El oficial que respondio, Brady Pullen dijo haber recibido golpes, la nariz rota y una mordida. Ahora la demanda por 200 mil dólares. El Alguacil García explica: "yo creo que las cortes, el juez va a darse cuenta que esto es algo, un poco ridículo". Este caso en el Condado de Harris, no tiene precedentes, de acuerdo a García: "no, nunca ha ocurrido; entonces no sé qué pensar de esto, Obviamente él tiene el derecho de hacer lo que quiere como un miembro de la comunidad". El analista legal, Christiane Capitane dice que sí existe ese derecho: "desgraciadamente vivimos en un país en el que cualquier persona puede hacer una demanda por cualquier cosa aunque sea ridícula para los ciudadanos, para nosotros". El oficial Brady Pullen argumenta en documentos de la corte que: "la mujer que llamó al 911 no le advirtió que el sospechoso, Kemal Yazar era un peligro para otros". Pero el demandante es un policía. "Porque sí existe y es bien claro que es la ley, cuando uno asume el riesgo de ciertos trabajos, por ejemplo el de ser policía, de que se va a encontrar con este tipo de situaciones y no puede hacer una demanda porque hubo un riesgo", explica Capitaine.. Por lo cual el abogado ve poco probable que la demanda llegue a un juicio: "el juez tiene el poder de sumariamente descartar la demanda por insuficiencia legal". A pesar de este caso aislado, el Alguacil pide a la población que no duden en llamar al 911 ante una emergencia. "Estamos hablando de un policía; tenemos más de 4 mil otros elementos que están listos para servir al público y defenderlos, entonces si hay algún problema por favor llamen al 911". El hecho ocurrió en Diciembre pasado en el suburbio de Katy. Por cierto que el sospechoso Kemal Yazar murió de varios disparos propinados por los oficiales de la Oficina del Alguacil.