"Queremos el doble de sueldo": Huelguistas

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Carlos De Pavía
    Mientras los trabajadores protestaban, nadie pudo comprar desayuno o almuerzo

    Este día a lo largo de todo el país, se realizaron huelgas y protestas en restaurantes de comida rápida, exigiendo un aumento al salario mínimo.

    Houston no fue la excepcion y madrugamos con los huelguistas.

    Eran cerca de las seis de la mañana y el restaurante Jack in the Box de Westheimer y Montrose seguía cerrado. Sus empleados estaban afuera, en huelga, como Luis Ortíz: "y de hecho, tengo otro trabajo más, porque este sueldo que pagan aquí no me alcanza y casi todo el tiempo no miro a mi familia, todo el tiempo estoy trabajando y nada más una sola vez a la semana miro a mi familia".

    Nadie llegaba a ordenar. Los trabajadores piden un aumento al salario mínimo de $7.20 a 15 dólares por hora. Juan Carranza, otro manifestante dice que los restaurantes ya tienen un amplio margen de ganancia: "oh, claro, claro, tenemos este tipo de restaurantes de comida rápida, tenemos el macdonalds, hay muchos lugares de que si tienen buenas entradas de dinero".

    Houston se unió a decenas de ciudades donde los trabajadores de la industria de comida rápida, exigieron un aumento a sus sueldos.

    Con el salario mínimo los trabajadores ganan únicamente $350 dólares a la semana, estos son 1400 dólares al mes, muy por debajo del nivel de pobreza del país.

    Los huelguistas recibieron el apoyo de politicos federales y locales, como el Diputado Estatal Armando Walle: "bueno se puede comenzar al nivel local, al nivel estatal, pero al final nosotros queremos una ley federal".

    Comenzaba a amanecer y se marcharon a otro restaurante, con las mismas exigencias. Empleados que entraron tarde a trabajar eran reprendidos, pero ya no se trata del tipo de empleados que había antes, según explica la Senadora Estatal Sylvia García: "éstos trabajos eran trabajos que niños después de escuela venían a trabajar en los 'fast food' restaurantes, pero hoy en día el trabajador es trabajador que tiene familia, dos, tres, cuatro en la familia".

    Al final sólo quedó un trabajador frente al lugar, esperando que su mensaje sea escuchado y el resto de los negocios siguieron su rutina normal.

    Los trabajadores argumentan que con un mejor sueldo, dejarían de recibir ayuda federal como cupones de comida y vivienda, lo cual ayudaria a acelerar la economía del país.