Otro mexicano listo para ejecución

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    ABRIL 7, 2014. Ramiro Hernández será ejecutado este miércoles en la cárcel estatal de Huntsville por el asesinato de una persona en 1997.

    HOUSTON – Las autoridades penitenciarias de Texas se aprestan a ejecutar este miércoles a Ramiro Hernández Llanas, nacional mexicano hallado culpable por el asesinato del Glen Lich en 1997.

    El caso de Hernández no ha estado ajeno a la polémica, pues su defensa argumentó que éste está mentalmente incapacitado, por lo que no se le podía aplicar la pena de muerte como sanción por el delito que cometió.

    Hernández, nacido en Tamaulipas, -según la acusación- trabajaba en el rancho de Linch en la ciudad de Kerville, al oeste de San Antonio, cuando lo atacó con una barra de metal y luego lo apuñaló con un cuchillo fabricado por él mismo.

    Después del incidente Hernández amarró a la esposa de Linch y la violó en repetidas oportunidades, además de amenazar a la madre y a la hija de la pareja.

    Hernández había sido condenado, previamente, a cuatro años de cárcel por apuñalar a una guardia carcelaria, durante un traslado de penitenciaría.

    La ejecución de Hernández está prevista a cumplirse a las 6 p.m. en la cárcel de Huntsville, a unas 70 millas al norte de Houston.

    Hernández es el segundo mexicano que ha sido ejecutado en lo corrido del 2014.

    En enero pasado se llevó a acabo la ejecución de Édgar Tamayo, condenado por el asesinato de un policía de la ciudad de Houston.