Relatos de "La Bestia"

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Cortesía Francisco Mejía
    Esta fotografía la tomó Francisco Mejía a bordo de "La Bestia" hace 3 meses

    Hasta el momento son ya 6 muertos y 16 heridos graves a consecuencia del descarrilamiento del tren conocido como 'la bestia' ayer en Tabasco, México. En Houston, cientos de inmigrantes usaron ese medio de transporte para llegar a Estados Unidos y nos relataron sus experiecias.

    El subirse a "La Bestia' es un riesgo mortal constante, que ahora con este accidente, cobró más víctimas que de costumbre... Mervin Buezo, inmigrante hondureno, hizo ese recorrido desde Centro América, cruzando por México: "muchos que vienen en el tren, se duermen, se caen. Cuando uno menos se acuerda, el tren se para porque hay alguien muerto y uno va a ver tal vez a la misma persona que viene con uno, A mí me paso eso, un compañero que venía conmigo le cortó las dos piernas". Francisco Mejía, otro inmigrante hondureno tomó ese tren hace 3 meses: "le va duro a uno ahí, porque aguanta uno hambres, sed, de todo, maltratos de los maleantes". Algunos hacen el recorrido en 15 días, bajando y subiendo a los vagones, como lo hizo hace décadas Nelson Reyes, quien ahora es director de la Organización de ayuda a los inmigrantes CARECEN: "hay violaciones, hay estafas, hay sobornos, hay personas que pierden la vida, los familiares creen que están acá y se han olvidado y han quedado enterrados o tirados en el camino". A los riesgos del camino, se suman los grupos del crímen organizado, que también abusan de los inmigrantes, como lo recuerda Mervin: "ellos lo agarran a uno, lo secuestran, y si le agarran números americanos empiezan a extorsionar a la familia, empiezan a golpearlo a uno". En años recientes, la migración principal a bordo de "la bestia" es de Centroamericanos, Hondudrenos, Nicaragüenses y Salvadorenos. "¿A que te ha llevado los sistemas de nuestros países para que tú tomes una decisión y que se pierdan seres humanos así y eso pasa?", concluyó Reyes. Cifras del gobierno mexicano indican que al momento del accidente, viajaban alrededor de 221 personas en el tren. Se teme que la cifra de muertos podría aumentar, debido a que contin'uan buscando víctimas debajo de los vagones del ferrocarril.