Imputado de triple homicidio va a Corte

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    HOUSTON – Johnatan Sánchez, el presunto responsable de la muerte de tres personas el pasado miércoles en el área de Cooperfield, se presentó en la corte criminal en donde el juez Mark Ellis le leyó los cargos que se le imputan.

    En la sesión, Sánchez fue notificado oficialmente de los tres cargos por homicidio en primer grado de los que se le acusa.

    Sánchez lucía un aspecto diferente a la fotografía que fue emitida por las autoridades, previo a su arresto.

    Sánchez o 'J Boi' como se le conocía en el mundo callejero. fue capturado por grupo de agentes de la Fuerza de Tarea Conjunta contra Agresores Violentos y Fugitivos de la Costa del Golfo en un área del Este de la ciudad.

    Sánchez, de 25 años, al parecer está asociado con actividad de pandillas.

    El pasado viernes, las autoridades de policía habían revelado detalles de los hechos ocurridos en la escena del crimen y que habían sido presentados en exclusiva por TELEMUNDOHOUSTON.COM.

    Además de los nombres de Yosselyn Alfaro, Veronica Hernández y Daniel Muñoz, de 21 y 17 años -los dos últimos-, los investigadores describieron la escena de los hechos después de cometido el crimen.

    De acuerdo con el testimonio del oficial encargado del caso, al arribar al apartamento 813 del conjunto Peppermill Place, ubicado en el 8200 Sunbury Lane a dos de las víctimas en la sala -uno en el sofá y uno tirado en el piso- y a la tercera víctima en el baño con un disparo en la cabeza.

    Según el informe, las ejecuciones se habrían llevado a cabo con una pistola nueve milímetros.

    Uno de los heridos fue la persona que identificó ante las autoridades al posible atacante como Johnatan Sánchez, a quien otro testigo identificó como una persona que “consume drogas y alucinantes frecuentemente”.

    Este último testigo, al parecer la persona que reside en el apartamento donde se cometió el crimen y a quien Sánchez habría ido a buscar, dijo que el presunto agresor lo había amenazado de muerte días atrás y que ese día le había enviado varios mensajes de texto preguntando por su ubicación.