Hallan culpable a enfermera de envenenar a su hija con sal

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Katye Alice Ripstra, la enfermera acusada de envenenar a su propia hija.

    HOUSTON – Tras varias horas de deliberación, un jurado del Condado Harris halló culpable a una enfermera de envenenar a su propia hija al suministrarle largas cantidades de sal.

    Katie Ripstra fue acusada en el 2014 de suministrarle altas dosis de sal a su hija, con el fin de hacerla aparecer como enferma y así poder ganar indulgencias antes sus compañeros de trabajo en el Texas Children Hospital.

    Según los fiscales del Condado Harris que realizaron la investigación del caso, la hija de Ripstra casi muere durante el 2013, debido a las acciones de la enfermera.

    De acuerdo con la fiscal Tiffany Dupree, Ripstra se mostraba como una madre muy preocupada por la salud de su hija, de tan solo 4 años, lo que llevó a que sus compañeros del hospital le profesaran admiración y respeto.

    Durante mucho tiempo, la menor fue sometida a permanentes exámenes médicos los cuales quedaron consigandos en más de 15 cajas historia médica de la menor, quien se encuentra bajo custodia del Servicio de Protección de Menores de Texas.

    Incluso durante 2013, la menor fue sometida a un tratamiento médico por lesioens cerebrales.

    Los fiscales del caso aseguraron durante la jornada de cierre de argumentos que una vez la menor fue separada de su madre biológica, la salud de la niña empexó a mejorar.

    En esa oportunidad, la menor alcanzó a llegar inconsciente al hospital.

    Una persona puede resultar envenenada con sal sólo si se consume en grandes cantidades.

    Se estima que para matar a una persona con sal se le deben suministrar, al menos, 40 cucharadas pequeñas.

    Los investigadores creen que en algún punto la menor fue entubada para inyectarle la sal de forma líquida, según la acusación criminal en contra de Ripstra.

      
    • En otro tema de interés: FOTOS: los pandilleros más buscados en Houston. Haz click aquí  o presiona en la foto para ver más de esta historia.