¿A quién acudir para construir veredas donde no las hay?

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    HOUSTON - Uno de nuestros televidentes, Alberto Villa Corona, que se moviliza en silla de ruedas, ha intentado averiguar sin mucha suerte por qué es que camino de su casa al doctor o a la farmacia, que son apenas unos minutos de distancia, hay varias cuadras sin banquetas y, por consiguiente, sin rampas de acceso.

    “Mi problema era que yo tenía carros atrás mío y ya estaba poniendo en peligro mi vida y tratando de sobrevivir a un peligro”, destacó Villa Corona, quien vive cerca al periférico 8 y la calle West Lake en el barrio de Summerwood.

    Cuando nos remitió su malestar, inmediatamente averiguamos que, debido a la falta de aceras o banquetas en muchas calles de Houston y alrededores, las autoridades han puesto en marcha una serie de opciones.

    Hay desde programas municipales para construir veredas y rampas hasta transporte dedicado específicamente para movilizar a los residentes con algún problema físico en el Condado Harris.

    Pero ¿por qué es que en esas pocas cuadras no hay banquetas? ¿Quién es responsable? ¿El Estado, el Condado, la Ciudad o la asociación de vecinos si es que tiene uno?

    Danny Pérez, del Departamento de Transporte de Texas, señaló a través de un comunicado que las banquetas o veredas les competen a los gobiernos municipales o del Condado.

    “En el único momento en que el Estado se involucra y construye veredas es a través de acuerdos con las ciudades o condados durante la construcción de edificaciones que se encuentran dentro de nuestro sistema de carreteras o viviendas”, indicó Pérez.

    Mary Benton, del sistema de peajes del Condado HCTRA, aseguró por correo electrónico que las calles por donde transita Villa Corona no se encuentran bajo su supervisión.

    “No está dentro de los límites del Harris County Toll Road Authority”, señaló.

    Buscamos respuestas con las autoridades de la Municipalidad de Houston, quienes dijeron que el domicilio de Villa Corona así como el tramo al que se refería tampoco se encuentra bajo su jurisdicción.

    Alvin Wright, del Departamento de Obras Públicas de la Ciudad de Houston, hizo hincapié en el programa Safe Side Walk Program, establecido para ayudar a los residentes que soliciten la construcción de veredas cerca a escuelas y arterias principales en caso de que no cuenten con ellos.

    “El problema es que demora años en que se materialice desde la solicitud de la misma hasta su aprobación y luego construcción”, dijo Wright a Telemundo Houston Responde.

    Enfatizó además que a través de Safe Side Walk Program, existen varias alternativas como el Safe School Sidewalk Program que permite la construcción de banquetas bajo una serie de criterios como el número de niños que usan ese cruce, el tránsito vehicular y las condiciones de las calles.

    También está el Programa PAR, administrado directamente por la Oficina de la Alcaldía de Houston, que se instituyó para mejorar el acceso a personas con desventajas físicas en donde exista además un peligro al transitar.

    Por su parte, Cindy Gabriel, con el Departamento de Servicios Comunitarios del Condado Harris, informó que otras de las opciones que tiene Villa Corona es a través de Metro-Lift: transporte para discapacitados.

    Harris County Rides es otra posible alternativa para individuos que califican para ello. Este servicio paga la mitad del costo de transporte para citas médicas que no sean catalogados como citas de urgencia o emergencia”, indicó Gabriel.

    El Condado Harris también cuenta con fondos que cubren la construcción de veredas en casos especiales o bajo circunstancias excepcionales pero debe ser identificado a través de organismos no lucrativos. El trámite duraría varios años.

    ¿Y quién es el responsable entonces?

    En el caso de las calles por donde transita Villa Corona y que no tienen banquetas o veredas, el único responsable es el urbanizador del vecindario Summerwood, que pertenece a la empresa Newland Communities.

    “Por las condiciones del terreno en esas arterias, no se construyeron banquetas ni se piensan construir en un futuro. El terreno no es apto para levantar esas vías de acceso…”, resaltó Jennifer Taylor, directora regional de mercadeo con Newland Communities.

    Villa Corona deberá buscar alguna de las opciones antes mencionadas para movilizarse por esa zona o seguir transitando como lo ha estado haciendo con la única desventaja de que pone su vida en peligro.