90 ciudades unidas por violencia en Misuri

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    La comunidad de Ferguson, en Missouri, ha registrado dos noches de disturbios tras la muerte de joven afroamericano durante supuesto enfrentamiento con la Policía.

    WASHINGTON - Más de 90 ciudades de 35 estados de EE.UU. celebraron vigilias y un "minuto de silencio nacional" en honor a las víctimas de la violencia policial tras la muerte de un joven afroamericano en Ferguson (Misuri) en circunstancias aún por esclarecer, un suceso que ha desencadenado disturbios y protestas. Hasta este jueves las marchas se habían limitado a Ferguson, pero miles de personas en toda la nación se reunieron en parques y plazas organizados en las redes sociales por el movimiento "National Moment of Silence for Victims", con la etiqueta de Twitter "NMOS14". Una de las más multitudinarias fue la que colapsó la icónica Times Square de Nueva York, donde se reunieron miles de personas en una marcha pacífica que partió de Broadway y en la que hubo algunos arrestos, informaron los medios locales. En Chicago y Washington DC, ciudades con un alto porcentaje de población afroamericana, se congregaron también miles de personas con el mismo grito que ha marcado las protestas de Ferguson: "Manos arriba, no dispare" y con pancartas que recordaban los nombres de otras víctimas de la "brutalidad policial". Los disturbios en esa pequeña localidad cercana a Saint Louis comenzaron el domingo por la noche tras una vigilia en honor del joven de 18 años Michael Brown que murió el sábado a manos de un policía en un encuentro del que testigos y agentes sostienen versiones contradictorias. Según la policía, el joven iba desarmado pero agredió al agente para tratar de arrebatarle su pistola; el amigo que le acompañaba esa noche y otros testigos aseguran sin embargo que el joven estaba con los brazos en alto en el momento en el que el agente comenzó a dispararle repetidamente. La familia de Brown ha escogido al mismo abogado que representó a la familia de Martin, Benjamin Crump, quien criticó de inmediato la decisión de la policía de no revelar el nombre del agente que mató al adolescente en Ferguson con el argumento de velar por su seguridad y la de su familia.