Alerta tras posible contagio de ántrax

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    ATLANTA (Georgia) - El número de trabajadores de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de EEUU que podrían haber estado expuestos a ántrax aumentó a 84 personas, 9 más de los reportados inicialmente este jueves, señaló hoy la agencia federal.

    "Nos hemos movido con rapidez para identificar aquellos que pueden haber estado expuestos y ellos están siendo atendidos. Hasta ahora 84 se han identificados como que fueron probablemente expuestos", dijo a Efe Belsie González, portavoz de CDC.

    González agregó que hay otros dos casos más sin confirmar de posible contacto, por lo que la cifra podría aumentar a 86.

    Los trabajadores podrían haber sido contaminados debido a un error en el manejo del material biológico cuando éste todavía estaba vivo en uno de los laboratorios de la entidad, según los CDC.

    Video: Alerta tras posible contagio de ántrax

    Video: Alerta tras posible contagio de ántrax
    (Publicado jueves 31 de julio de 2014)

    La agencia, cuya principal misión es garantizar la salud pública, señaló que están observando de cerca a los trabajadores que pueden haber sido afectados y les han dado tratamiento para minimizar el riesgo de complicaciones.

    Si bien el incidente aún está bajo investigación, las autoridades señalan que los empleados habrían sido expuestos al ántrax al manipular muestras del material vivo que no habían sido inactivadas de forma adecuada.

    Los trabajadores afectados pensaron que las muestras estaban inactivas y no utilizaron el equipo de protección personal requerido en estos casos, aseguró la agencia.

    Pese al alto riesgo de contaminación del agente químico, las autoridades no creen que éste represente un riesgo para las personas ajenas a la agencia.

    El ántrax (también conocido como carbunco) puede infectar la piel, los pulmones o el sistema digestivo de las personas que entran en contacto con la sustancia y es considerado uno de los agentes de terrorismo biológico de mayor riesgo, de acuerdo con datos de los CDC.

    La exposición accidental fue descubierta el pasado 13 de junio cuando las muestras de bacteria originales fueron recogidas para desecharlas y se detectaron rastros de bacteria viva que habían sido distribuidas entre varios laboratorios de los CDC.