Álvaro Uribe: acusado de narcotráfico

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE

    BOGOTÁ, Colombia - El expresidente y actual senador, Álvaro Uribe, vivió uno de los días más difíciles de su carrera política cuando fue acusado ante el Senado de haber colaborado con el narcotraficante Pablo Escobar y de haber contribuido a la expansión de la violencia paramilitar en Colombia. Las acusaciones fueron vertidas por el también senador Iván Cepeda, del izquierdista Polo Democrático Alternativo (PDA), durante un debate de control político celebrado en el Senado. Uribe fue acusado por Cepeda de haber otorgado licencias para aterrizar en Medellín a avionetas del cartel de Pablo Escobar, cuando era director de la Aeronáutica Civil (1981-1982), como el piloto del capo, Álvaro Suárez Granados, y el que fuera el abogado o "banquero" del narcotraficante, Luis Carlos Molina, entre otros. También de haber sido miembro "de la Junta Directiva de una empresa de Luis Carlos Molina", condenado por el homicidio en 1986 de Guillermo Cano, el director del periódico El Espectador. "Estamos ante una relación comercial entre Álvaro Uribe y el Cartel de Medellín, nada más y nada menos", dijo Cepeda. Durante su intervención, el senador del Polo también dijo que Jaime Uribe, hermano fallecido del expresidente, mantuvo una relación sentimental con Dolly Cifuentes, del clan Cifuentes Villa, que "en la actualidad sería proveedor de cocaína y desempeñaría las tareas de lavado de activos para el Cartel de Sinaloa", agregó. A continuación dijo que Uribe había potenciado la actividad criminal de los paramilitares en Antioquía (noroeste) cuando fue gobernador de ese departamento (1995-1997), años en los que las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) incrementaron las masacres y la violencia contra la población civil. Según Cepeda, "hay dos sentencias de la Corte Interamericana de Derechos Humanos que hacen referencia a distintos hechos ocurridos durante el periodo de gobernación de Antioquia, donde Uribe no atendió las denuncias de paramilitarismo de ciudadanos, frente a las que tuvo una actitud omisiva". Para apoyar sus denuncias, el senador del PDA presentó al Senado documentos, grabaciones y vídeos con pruebas y testimonios de exjefes paramilitares recopiladas a largo de años de investigación, un material que, anunció, entregará a la Justicia colombiana. A pocos minutos de iniciar el debate, Uribe se levantó junto a su bancada y se dirigió a la Corte Suprema de Justicia para presentar "pruebas" contra Cepeda, al que llamó "aliado del grupo terrorista de las FARC".