Ataque en escuela de Pennsylvania

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    MURRYSVILLE (Pennsylvania) -- El gobernador de Pennsylvania, Tom Corbett, destacó que hubo varios "héroes" que contribuyeron a impedir más pérdidas de vidas o daños durante un ataque a cuchilladas en el pasillo de una escuela secundaria y "muchos fueron estudiantes".

    El jefe de la Policía de Murrysville, Thomas P. Seefeld, dijo que la primera llamada de emergencia fue recibida a las 7:13 de la mañana y los agentes hallaron "un verdadero caos" en el pasillo. Indicó que había mucha sangre en el lugar.

    Un adolescente de 16 años fue acusado del ataque a cuchilladas y espera comparecer ante un juez. Se piensa que sea encausado como adulto.

    Seefeld calculó que el adolescente fue arrestado unos cinco minutos después de la primera llamada de emergencia. Indicó que el ataque ocurrió en un ala de la escuela secundaria Regional Franklin. Indicó que las dos armas usadas fueron cuchillos de entre 20 y 25 centímetros de largo.

    Video: Ataque en escuela de Pennsylvania

    Video: Ataque en escuela de Pennsylvania
    (Publicado martes 12 de agosto de 2014)

    Seefeld indicó que el ataque en la escuela -que está ubicada aproximadamente a 15 millas al este de Pittsburgh- fue "enorme", por lo que podría tomar un par de días analizarla.

    La policía no ha proporcionado el nombre del atacante, quien fue arrestado y llevado desde la estación de policía a un hospital en la parte posterior de una patrulla para ser atendido de una herida menor en una mano.

    Los investigadores no han determinado el motivo de la agresión, pero Seefeld dijo que están revisando reportes de una llamada telefónica amenazante entre el sospechoso y otro estudiante, ocurrida la noche anterior. Seefeld no especificó si el sospechoso realizó o recibió la llamada.

    Dos estudiantes estaban en condición crítica, según el doctor Mark Rubino, del Forbes Regional Medical Center, el hospital más cercano a la escuela, al que fueron llevadas ocho víctimas.

    Otras 12 víctimas fueron conducidas a otros cuatro hospitales afiliados al Centro Médico de la Universidad de Pittsburgh (UPMC por sus iniciales en inglés). Dos de ellos, un adolescente de 17 años y otro de 14, se encontraban en condición crítica, otros dos graves.

    El resto de los estudiantes lesionados estaban en condición buena o habían sido dados de alta. El policía escolar fue atendido por heridas superficiales y dado de alta, según directivos del UPMC.

    Seefeld no proporcionó más detalles sobre el ataque más allá de decir que "el joven recorrió el pasillo moviendo rápidamente dos cuchillos e hiriendo a la gente".

    El jefe de policía agregó que un estudiante, Nate Scimio, activó la alarma de incendios luego de ver que una de las víctimas era apuñalada. Aunque eso provocó caos, también dio como resultado que los estudiantes salieran corriendo de la escuela buscando un lugar seguro más rápido de lo que probablemente lo hubieran hecho de no haber sido activada.

    "La activación de la alarma de incendios probablemente ayudó con la evacuación de la escuela y eso fue algo bueno", comentó Seefeld.

    Esta es una de las primeras fotos de los heridos. El estudiante Nate se tomó la imagen desde el mismo hospital. Él fue el estudiante que alertó a los demás activando la alarma de incendios.