Italia: El peculiar pedido de los pizzeros

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images
    Sykes demandó al Departamento de Policía de Newport por $100,000; a tres oficiales de la policía de dicho departamento por $60,000; a Seasons Pizza por $100,000; y a seis empleados del restaurante por un total de $120,000.

    ROMA (Italia) - Plato fundamental de la gastronomía italiana y auténtico emblema del país, la pizza napolitana pugna ahora por hacerse un hueco entre el selecto elenco en el que la Unesco incluye los bienes que considera Patrimonio de la Humanidad. Por esta razón, el embajador y secretario general de la UNESCO en Italia, Lucio Alberto Savoia, recibió este miércoles cerca de 30,000 firmas con las que un grupo de personas han solicitado que el organismo de Naciones Unidas condecore a la pizza con dicho reconocimiento. Impulsada por el exministro de Agricultura y Medio Ambiente italiano Alfonso Pecoraro Scanio esta reivindicación surgió el pasado septiembre mediante una petición publicada en la página change.org, cosechando rápidamente el apoyo de miles de internautas. "Perseguimos que se reconozca la pizza como patrimonio de la humanidad porque constituye una parte elemental del 'Made in Italy' y de la cultura de este país", señaló Pecoraro Scanio. El exministro justificó la necesidad de reconocer el "arte de la pizza napolitana" con este sello porque se trata de "un gran saber con más de 200 años de antigüedad". Cada año la comisión nacional de la UNESCO en el país transalpino presenta una candidatura de bienes inmateriales para competir a nivel internacional por convertirse en Patrimonio de la Humanidad. Y ese es precisamente el objetivo de la recogida de firmas: mostrar el apoyo de los ciudadanos para que la pizza napolitana y el arte de prepararla sea la elegida en 2016. "Venceremos primero en Italia para vencer luego en el resto del mundo", auguró el impulsor de la iniciativa. En caso de alzarse con este reconocimiento, la pizza napolitana se unirá a otros bienes inmateriales italianos ya catalogados como Patrimonio de la Humanidad, como las obras de marionetas sicilianas, el canto de los tenores sardos, el arte del violín de Cremona y los pasos de las procesiones religiosas.