Anticipan ascenso de mariposa monarca

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images

    MÉXICO -- La deforestación ha disminuido en los bosques de México donde pasan el invierno las mariposas monarca, así que los científicos esperan una recuperación de la migración invernal de la especie tras caer a su nivel más bajo el año anterior, dijo un experto el jueves.

    Omar Vidal, del World Wildlife Fund de México, dijo que se estima que la llegada de mariposas se duplique o triplique en 2014, en comparación con 2013.

    Video: Anticipan ascenso de mariposa monarca

    Video: Anticipan ascenso de mariposa monarca
    (Publicado martes 21 de octubre de 2014)

    "La información procedente de Estados Unidos indica una recuperación ligera", dijo Vidal. "Están calculado que podemos esperar el doble, quizás el triple".

    El año pasado, la población de las monarcas bajó a su menor nivel desde que comenzaron a llevarse registros en 1993, cubriendo sólo unos dos acres en bosques de pino y abeto al oeste de la Ciudad de México.

    Peri incluso si el número de mariposas se triplica, sólo cubrirían unos 5 acres, poco más de una décima parte del récord de 45 acres en 1996-97.

    Millones de las mariposas, características por su color negro y naranja, regresan a una reserva cada invierno, donde se aglomeran en los árboles en cantidades tales que no pueden contarse individualmente sino por el área que cubren.

    La misma generación de mariposas nunca llega a vivir lo suficiente para hacer el viaje de vuelta a su hábitat de verano en Canadá el norte de Estados Unidos.

    Más buenas noticias salieron del estudio anual que realizan los expertos con fotos de satélite y en el terreno para determinar la tala de árboles en la reserva. La tala amenaza a las mariposas porque abre espacios en los bosques de abetos que las protegen del frío y la lluvia.

    Este año, Vidal dijo que los 33 acres de la zona principal de la reserva no sufrieron tala en pequeña escala, la que ocurre cuando los indígenas de la zona cortan árboles para su uso.

    Las granjas comunales son propietarias de la mayor parte de las tierras en la reserva.

    "Esto demuestra la atención de los dueños de tierras", dijo Vidal. Las comunidades indígenas reciben apoyo del gobierno para conservar los bosques y ganan algún dinero con proyectos de reforestación y los turistas que llegan a observar las mariposas.

    Pero Vidal dijo que ha habido un aumento en la tala comercial en una comunidad montañosa, donde se cortaron unos 13 acres de árboles. La sequía acabó con casi 7 acres de árboles, para una pérdida total of árboles de unos 20 acres en la reserva. Pero es una reducción en comparación con la pérdida de árboles de 41 acres el año pasado.

    Vidal dijo que sigue preocupando la destrucción del algodoncillo -el árbol donde las mariposas colocan sus huevos- en Canadá y Estados Unidos. Los tres países crearon este año grupos de trabajo para enfrentar los problemas que abruman a las mariposas, pero Vidal dijo que "en realidad no hemos visto acciones concretas en Estados Unidos y Canadá".