"Mulas ciegas", el terror de los pasajeros

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    México - Un joven detenido el domingo pasado en el Aeropuerto Internacional de Ciudad de México recuperó su libertad tras demostrar que le fue "sembrada" una maleta con cocaína y anunció que demandará a la aerolínea chilena LAN por el daño que sufrió. Ernesto de la Torre, un contador de 31 años fue privado de su liberad durante 34 horas porque a su regreso de unas vacaciones en Argentina, en un vuelo de LAN con escala en Lima, le entregaron una maleta con 24,6 kilos de cocaína que no era suya, pero estaba marcada con su nombre. La Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía) lo dejó libre después de comprobar, gracias a los vídeos aportados por el aeropuerto de Ezeiza, de Buenos Aires, que dicha maleta no era propiedad De la Torre, dijo su abogado, Rodrigo Higuera. Además de las imágenes, también fue clave el peso de las tres maletas que documentó en Argentina, adonde viajó acompañado por su novia, ya que ninguna de ellas superaba los 13 kilos, mientras que la que tenía droga pesaba 27 kilos, añadió. En declaraciones a emisoras locales, el contador anunció que demandará a la compañía aérea y agradeció a las personas que lo apoyaron a través de las redes sociales. Y es que sus familiares denunciaron la detención en las redes sociales para impedir que se repitiera el caso de la maestra Ángel de María Soto Zárate, encarcelada en julio pasado por llevar drogas en una maleta que tampoco reconoció como suya. La joven viajaba rumbo a Brasil en un vuelo de LAN con escala en Lima, pero en la capital peruana perdió su pasaporte y el consulado mexicano le recomendó regresar a su país. A su llegada, reclamó su equipaje con el número que le dio la aerolínea, pero le entregaron otra maleta con 10 kilos de cocaína. Una semana después y tras una campaña de denuncia en las redes sociales, la maestra de preescolar salió de la cárcel de máxima seguridad en la que había sido recluida. De La Torre dijo que la maleta que le sembraron seguramente tuvo como objetivo distraer la atención para que pasara mercancía por la terminal sin que fuera revisada, y añadió que colaborará en la investigación que lleva a cabo la PGR.