Nueva noche de caos y terror en Missouri

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE

    FERGUSON, Missouri - Las autoridades en un suburbio de San Luis donde un policía mató a tiros a un adolescente negro armado han usado gas lacrimógeno para tratar de dispersar a manifestantes después que lanzaron objetos en llamas desde una multitud. La policía también usó bombas de humo después de ordenar a los manifestantes que se fueran a casa. Varios helicópteros sobrevolaban la zona y había humo en el aire. Brian Schellman, portavoz de la Policía del Condado San Luis, dijo que no tenía información actualizada sobre la situación. Ferguson ha sido escenario de protestas y una noche de motines desde que Michael Brown, de 18 años, fue abatido a tiros en una confrontación con un policía. La policía había pedido horas antes que todas las personas que se reunieran lo hicieran en una manera "organizada y respetuosa" y se dispersaran antes de caer la noche.