Las piscinas esconden obscuro secreto

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Si eres de los que te gusta nadar e ir a las albercas públicas pon mucha atención.
    Ya que posiblemente hayas estado en una de éstas piscinas públicas y tragado un poco de agua de vez en cuando.

    ¿No pasa nada verdad?.
    Pues la próxima vez que vayas a una alberca piénsala dos veces antes de abrir la boca ya que un nuevo estudio reveló que la mitad de éstas piscinas contienen rastros de materia fecal.
    Según investigadores del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades, esos residuos pertenecen a personas que hicieron sus necesidades en las albercas o materia que fue desprendiéndose del cuerpo de los nadadores poco a poco.
    Las recomendaciones son: bañarse muy bien antes de entrar a una alberca y no abrir la boca en el agua.