Primicia: tiroteo ante nuestra cámara

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Lo que empezó siendo una simple cobertura de un tiroteo en un edificio de apartamentos, se convirtió en una pesadilla con amenazas, un guardia de seguridad baleado, y todo el caos fue captado ante las cámaras de Telemundo.

    Dos agresores se personaron en un edificio de apartamentos en un barrio de la ciudad de San Antonio, en Texas, y mataron a un hombre de 63 años en su vivienda el martes por la noche, según informó la policía.

    Poco después, los dos sospechosos se enfrascaron en una discusión y uno de ellos, identificado como Charles Ray Hall, de 28 años, le disparó a su compañero, que terminó con heridas en el hospital, según indican las autoridades.

    Hall escapó y estaba siendo activamente buscado por la policía.

    Video: Primicia: tiroteo ante nuestra cámara

    Video: Primicia: tiroteo ante nuestra cámara
    (Publicado domingo 27 de julio de 2014)

    Los reporteros de Telemundo San Antonio, Jorge Enrique De Santiago y Mayde Gómez, se preparaban para cubrir esta noticia en el lugar de los hechos, cuando Hall pasó a su lado y quedó captado en cámara cuando los amenazó e insultó.

    Hall se dirigió al guardia de seguridad de la zona de los apartamentos donde se produjo el tiroteo, con quien ya había cruzado unas palabras previamente, y le pegó un tiro en el cuello y otro en el brazo, lo que lo dejó en estado crítico, según dijo De Santiago.

    Luego, mientras la cámara seguía captando las imágenes, Ray Hall empezó a perseguir a los dos reporteros, quienes lograron salvarse al esconderse.

    “Yo pensé que había llegado mi tiempo de morir. Brinqué una cerca pero me rendí y me persigné”, recordó De Santiago, quien se escondió detrás de un auto poco después . “Pensé que me iban a matar”.

    Cuando Hall perdió a los reporteros de vista, siguió en su camino y fue localizado en una parada de autobús unos 10 minutos después de los hechos.

    Fue detenido y se encuentra en prisión con cargos de asesinato y asalto a un guardia de seguridad, y se le impuso una fianza de $400,000.