Reanudan conteo de votos en El Salvador

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    SAN SALVADOR, El Salvador - El Tribunal Supremo Electoral (TSE) rechazó las peticiones de la derechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena) de hacer un conteo voto por voto y anunció que reanudarán el conteo final de votos. "Este tribunal debe rechazar la petición ya que no corresponde con los mecanismos establecidos por el legislador en el Código Electoral", dijo en cadena nacional de radio y televisión el presidente del ente, Eugenio Chicas. Agregó que "este tribunal decide reiniciar el proceso de escrutinio que ha sido momentáneamente interrumpido, reiniciarlo este mismo día", agregó. Reveló que el tribunal solicitó al procurador para la Defensa de los Derechos Humanos, David Morales, y a la misión de observadores de la Organización de los Estados Americanos "un esfuerzo de mediación" para que cuando se reinicie el conteo final Arena pueda "formular cualquier petición ante este tribunal de manera formal". Al conocer la decisión del máximo organismo electoral, el presidente del Consejo Ejecutivo de Arena, Jorge Velado, anunció que "mañana a las ocho de la mañana vamos a estar en las mesas, no vamos abandonar las mesas porque obviamente queremos ver qué va a pasar". Explicó que había pedido a sus representantes legales que se retiraran temporalmente hasta que el tribunal no tomara una decisión al respecto. Arena se retiró el martes del conteo final de votos y más tarde pidió la nulidad de las elecciones del domingo alegando que el TSE se negó hacer una revisión voto por voto. La petición fue presentada por el candidato presidencial de Arena, el alcalde capitalino Norman Quijano, acompañado del candidato a la vicepresidencia René Portillo Cuadra y la alta dirigencia del partido. Quijano dijo que porque estaban seguros que el tribunal no aceptaría sus exigencia y "entonces nos estamos adelantándonos y presentamos un recurso de nulidad del proceso del 9 de marzo", agregando 1ue lo que procede "es repetir las elecciones". "Hemos encontrado más de 100 irregularidades en actas y seguimos recibiendo denuncia tras denuncia, esto nos lleva a exigir el (conteo) voto por voto, pero como estamos casi seguros que no van aceptar, entonces pedimos la nulidad del proceso", manifestó. Ante la negativa del TSE, Quijano dijo que "lo que se impone es la racionalidad, a veces lo legal no está por encima de lo racional o lo justo". La decisión del partido opositor Arena ocurre después que la ONU expresó en un comunicado de prensa su "confianza en el funcionamiento del Tribunal Supremo Electoral y demás entidades encargadas de administrar el proceso, verificar su correcto funcionamiento, resolver cualquier diferencia y determinar la fórmula presidencial que la población salvadoreña haya escogido". El TSE inició el martes el conteo final de los votos, en que la izquierda ganó por una estrecha diferencia y dice que acatará los resultados, y una derecha que ha llamado a todos sus simpatizantes a salir a las calles para exigir revisión voto por voto. Centenares de seguidores y dirigentes de Arena marcharon hasta las proximidades del hotel donde se realiza el escrutinio final, pero unidades de choque de la policía montaron una barricada y les impidieron el paso. Los seguidores de Arena se mantenían el martes por la noche en una vigilia con imágenes de la Virgen María pidiéndole que iluminara a las autoridades electorales. Representantes de los dos partidos, observadores internacionales y funcionarios de la Fiscalía General y de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos participan en el conteo y revisión de las actas. El presidente del Comité Ejecutivo Nacional de Arena, Jorge Velado, tomó el micrófono y se dirigió a sus seguidores y a los policías, para pedirles calma: "No se preocupen, aquí no hay armas ni ningún material de daño, aquí vamos a manifestarnos en forma pacífica". Velado advirtió que van a continuar las protestas. "El escrutinio final es una payasada mientras no tangamos un conteo de voto por voto", sentenció. Chicas informó que el exguerrillero Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, con Salvador Sánchez Cerén como candidato, alcanzó 1.494.144 votos, 50,11%, mientras que Norman Quijano, de Arena, logró 1.487.510 votos, 49,89%, lo que implica una diferencia de apenas 6.634 votos a favor del Frente. Debido al estrecho margen, el conteo final decidirá el nuevo presidente. Las elecciones las gana el que consiga una mayoría simple. Chicas explicó que según las leyes en el escrutinio final se hará una revisión de todas las actas y al final, "si la diferencia no es mayor que la diferencia entre un partido político y otro, ahí termina el escrutinio definitivo". Chicas dijo que el nuevo mandatario será oficializado una vez que concluya el conteo, que podría prolongarse entre tres y cuatro días. "La mayoría de nosotros ya está cansado de esto, que termine de una vez, que digan quien ganó para que el país siga adelante", dijo a la AP Catalino Pérez, un empleado bancario que tuvo problemas para transitar por la zona. Por su parte, El Frente ha expresado su respaldo al trabajo del tribunal y Sánchez Cerén dijo el lunes: "Nosotros vamos a esperar tranquilos el resultado final, que sabemos nos favorecerá". Todas las misiones de observadores internacionales han expresado su satisfacción por el desarrollo electoral y la Organización de Estados Americanos anunció que prolongó su estadía en el país hasta que se concluya el conteo final. La derecha, que se mantuvo en el poder más de 20 años (1989-2009), se remontó a su nacimiento en 1981 y realizó una campaña anticomunista como si fuera tiempo de la Guerra Fría, con advertencias de que el Frente convertiría El Salvador en otra Venezuela, y rescataron el himno de aquella época, cuyo principal estribillo es "Patria sí, comunismo no" y en una de sus estrofas dice: "El Salvador será la tumba donde los rojos terminarán, salvándose aquí América, nuestra América inmortal".