Revelan más detalles del soldado Bowe

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Video del sargento Bowe Bergdahl en cautiverio del talibán.

    KABUL, Afganistán - El Talibán dijo que trató bien al sargento estadounidense Bowe Bergdahl durante los cinco años que lo tuvo prisionero e incluso le permitía jugar fútbol con quienes lo vigilaban. El portavoz Zaibulá Muyahid declaró por teléfono a The Associated Press que se mantuvo a Bergdahl en "buenas condiciones" y le daba fruta fresca y otros alimentos que solicitaba. "Pueden preguntarle en Estados Unidos sobre su vida (mientras estuvo prisionero). No se quejará", afirmó Mujahid. Sin abundar en detalles, el portavoz del Talibán dijo que mantuvo al militar estadounidense en diversas partes en Afganistán. Aseguró que permitía al soldado jugar fútbol y leer, incluidos libros en inglés sobre el Islam. Funcionarios de alto rango, entre estos el presidente Barack Obama, aseguraron que el canje del sargento del ejército estadounidense por cinco talibanes importantes recluidos en Guantánamo se efectuó ante las preocupaciones de que se su salud se deterioraba. Ese intercambio de prisioneros desató un escándalo en Estados Unidos. Sin embargo, el gobierno de Obama indicó después a los senadores que no avisó al Congreso sobre el canje que en trámite debido a información de inteligencia de que el Talibán podría matar a Bergdahl si se hacía público el acuerdo, dijeron el jueves autoridades legislativas y del gobierno. Estos funcionarios solicitaron el anonimato porque no estaban autorizados a hacer declaraciones a la prensa. Mujahid dijo que no podía precisar si el Talibán había amenazado con matar a Bergdahl, quien se recupera en un hospital militar en Alemania. Diversos funcionarios del gobierno y el congreso dijeron que en un video exhibido en diciembre ante senadores se advertía el deterioro de la salud de Bergdahl pero no a un nivel que necesitara un rescate de emergencia. Una evaluación del video que efectuaron en enero agencias de inteligencia de Estados Unidos contenía la misma conclusión, dijeron dos funcionarios del congreso enterados del asunto. Combatientes del Talibán dejaron el sábado en libertad a Bergdahl y lo entregaron a un equipo de operaciones especiales de Estados Unidos en el este de Afganistán. De acuerdo con el trato, cinco extremistas del Talibán fueron excarcelados de Guantánamo y trasladados en avión a Catar, donde permanecerán un año en condiciones que no se han hecho públicas. De acuerdo con una ley federal, se debe avisar con 30 días de anticipación al Congreso sobre la excarcelación de algún prisionero de Guantánamo, sin embargo, funcionarios dijeron que la norma no aplicaba ante lo que consideraron se trataba de una situación de emergencia.