Se intensifican los combates contra ISIS

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE

    ANKARA -- Los combates entre las milicias kurdas y el Estado Islámico (ISIS) se han intensificado cerca de la frontera de Siria con Turquía, donde han llegado a impactar varios proyectiles de artillería, según informan los medios locales. El canal de televisión NTV informó el sábado de que dos mujeres fueron ingresadas en el hospital de Suruc, en el sur de Turquía, por el impacto de un proyectil de mortero procedente de Siria, aunque ninguna de las dos tiene heridas graves. Otro proyectil alcanzó en la mañana del sábado un mini bus con pasajeros, que sufrió daños aunque no hubo heridos. Un periodista local dijo que durante la mañana se podía escuchar el vuelo de los aviones de la coalición sobrevolando los objetivos del ISIS cerca de Kobani, la tercera mayor ciudad de Siria, que resiste el asedio de los yihadistas desde hace varios días. A pesar de los intensos combates cerca de Kobani, el número de sirios kurdos que huyen a Turquía se ha reducido en los últimos días. Según las autoridades turcas, más de 150,000 sirios han cruzado a Turquía desde Kobani en calidad de refugiados, pero el principal partido de la oposición, el Partido Republicano del Pueblo (CHP) asegura que el número de sirios kurdos en Turquía es mucho menor que las cifras oficiales. Turquía aún mantiene un paso fronterizo móvil en Yumurtalik, la región cercana a Suruc, para acoger a los sirios que huyen del acoso del ISIS. El paso abrió hoy a las 12 del mediodía hora local, y hasta media tarde habían cruzado un centenar de personas, lo que contrasta con la oleada de decenas de miles, hasta 75.000, que cruzó en un solo día la semana pasada. La mayoría de los nuevos refugiados en Turquía son mujeres, niños y ancianos de Kobani. Sim embargo, hay kurdos que, tras haber entrado en Turquía en los últimos días, se desplazan en dirección a Siria para reincorporarse a la lucha contra el Estado Islámico. Las elevaciones del terreno de la zona de la frontera se han convertido para los habitantes del lado turco en una grada natural desde donde se pueden distinguir las batallas en el país vecino. "Estamos en un monte de la localidad de Karaca, en Turquía. A tan solo unos cientos de metros de aquí, en la parte de Siria, podemos ver los combates. Esta mañana, las fuerzas de la Unión Democrática de Sirios Kurdos (PYD) tomaron una colina que había estado bajo el control de ISIS desde hacía varios días", informó un reportero de CNNTürk en una de sus conexiones en directo. La postura de Turquía sobre la situación de su frontera y el ISIS ha cambiado desde que el grupo yihadista liberó la semana pasada a 46 rehenes turcos que tenía en su poder desde el 11 de junio. Las autoridades turcas subrayaban, antes de la liberación, que no participarían en ninguna operación militar contra el ISIS, pero el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, reconoció esta mañana tras regresar de la Asamblea General de la ONU que el país sí está dispuesto a colaborar con la coalición. Erdogan añadió que no cree que los actuales ataques aéreos sean suficientes para derrotar al ISIS y que se necesitaría una operación terrestre, en unas declaraciones a la prensa que le acompañaba en el avión de regreso de Nueva York a Estambul. "Turquía hará lo que sea necesario en lo relativo a su responsabilidad. Decir que Turquía nunca tomará una postura militar es erróneo. ¿Protegerán otros países nuestras fronteras? No, nuestras fronteras las protegeremos nosotros mismos" concluyó Erdogan. Sin embargo, el líder del opositor partido CHP, Kemal Kilicdaroglu, dijo que su formación se opone a enviar tropas turcas a luchar en otro país. El gobierno turco pedirá próximamente la autorización del Parlamento para enviar tropas al extranjero, con lo que se definiría el papel que Turquía pueda tener en una posible operación militar internacional contra el ISIS.