44 muertos deja accidente en Guatemala

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE

    GUATEMALA - Seis miembros de una familia murieron en el autobús aparentemente sobrecargado de pasajeros que se desbarrancó en el municipio de San Martín Jilotepeque, en el noroeste del país, dejando como resultado 44 muertos y 46 heridos. Marcos Rene Zet, de 17 años, dijo a The Associated Press, AP, que salió muy temprano de su casa rumbo a su colegio. "Estudio electrónica, solo me avisaron que el bus se accidentó, me dicen que murió mi mamá mis dos hermanas y mis tres sobrinos", dijo consternado. Zet espera noticias de sus familiares a las afueras de un balneario cercano al accidente donde se ha habilitado una especie de campamento y donde los cuerpos de socorro llevan los cadáveres para su identificación. "En la mañana mi mamá me dijo que iba ir a la capital a comprar sus cosas para vender, ella se dedicaba a vender en algunas escuelas", dijo con lágrimas en los ojos. Otras familias también sufrieron la pérdida de varios miembros. El conductor del bus, identificado como Yony Cumar Caná, de 24 años, murió en el lugar. El bus cayó 200 metros de un barranco luego de que el conductor perdió el control en una curva. El alcalde Otto Vielman de San Marín Jilotepeque dijo que aparentemente fallaron los frenos del vehículo. "Por lo que se logra ver, el bus topó con un paredón, luego cayó al precipicio", dijo Vielman, quien desde el lugar coordinaba la entrega de ataúdes para los familiares de los fallecidos. En el lugar del accidente, se aglomeraban vecinos para tratar de ver lo que sucedió. En el fondo del barranco, junto a un río, se veían los hierros retorcidos de lo que era el bus. A las afueras del balneario la policía acordonaba el lugar, pero muchos vecinos escalaron la montaña para ver de cerca lo que había sucedido. En el lugar se instaló una morgue provisional donde personal médico realiza las autopsias a los fallecidos. El bus se accidentó a las ocho de la mañana cuando iba repleto de pasajeros en una zona montañosa con caminos de terracería, sin asfalto y con curvas pronunciadas de muy difícil acceso, dijo el bombero Juan Pablo Ucla. El bombero Mario Cruz dijo que el bus, de los transportes Martineca, llevaba a 90 personas. Vielman expresó que el vehículo solo tenía capacidad para 54 personas. "Algunas personas fueron rescatadas con equipo hidraúlico y otras salieron expulsadas al momento del accidente", dijo Cruz a periodistas. En el lugar los socorristas cargaban en brazos con frazadas color pastel a tres bebes que murieron y que fueron rescatados de los restos del bus. Los pobladores no dejaban de asombrarse al ver las pequeñas figuras de otros niños fallecidos que eran rescatados en camillas. Vielman recordó que en el año 2000 otro accidente en la misma ruta cobró la vida de 40 personas. "Fue a unos doscientos metros de acá, igual le fallaron los frenos", dijo.