Secuestrada era fan de Enrique Iglesias

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    El conocimiento del secuestro y maltrato de tres hermanas por parte de sus padres en una casa de Tucson, Arizona, durante dos años conmocionaba a la opinión pública.

    Poco a poco se van conociendo más detalles del escalofriante caso, pero uno de los que más ha llamado la atención es uno que relaciona el caso con el cantante Enrique Iglesias.

    "Cuando entramos en el inmueble para rescatar a la chica y detener a sus padres adoptivos, nos dijo que no podía marcharse sin hacerse antes con su diario y con su preciada foto de Enrique Iglesias, de la que decía que era su bien más preciado", reveló el jefe del departamento de policía de Tucson, Roberto Villaseñor, en declaraciones al diario New York Daily News.

    Y es que parecer ser que el cantante es todo un ídolo para la hermana mayor, quien tenía en esa fotografía su único medio de escape de la atroz realidad que estaba viviendo.

    Video: Secuestrada era fan de Enrique Iglesias

    Video: Secuestrada era fan de Enrique Iglesias
    (Publicado miércoles 20 de agosto de 2014)

    Afortunadamente, dos personas fueron arrestadas después que tres niñas dijeron a las autoridades que estuvieron cautivas en una casa de Arizona durante posiblemente los últimos dos años. La Policía de Tucson dijo que las niñas eran hermanas —de 12, 13 y 17 años— y su madre y su padrastro fueron arrestados en un caso que se investiga como presunto abuso de menores y de secuestro. La policía dijo que un hombre de 34 años y una mujer de 32 estaban detenidos en la cárcel del Condado Pima acusados de tres delitos de secuestro, tres de abuso emocional de menores y tres de abuso físico de menores. El hombre también fue acusado de un delito de abuso sexual de una menor de 15 años, dijo la policía el martes por la noche. Michael Gillooly, capitán de la Policía de Tucson, dijo en una conferencia de prensa que las tres niñas estaban desnutridas y sucias, y les dijeron a los agentes que no se habían bañado en seis meses. "Vivían en condiciones asquerosas", dijo Gillooly, agregando que las tenían en un dormitorio separado de su hermana de 17 años. Las niñas también dijeron a las autoridades que sólo las alimentaban una vez al día y estuvieron cautivas en sus dormitorios por lo menos en los últimos meses, posiblemente dos años. La policía fue la vivienda tras recibir reportes de un incidente de violencia doméstica el martes por la tarde, dijo Gillooly. Las dos niñas más jóvenes dijeron a los agentes que se habían escapado a la casa de una vecina después que su padrastro pateó la puerta y las amenazó con un cuchillo. El vecino no identificado llamó al servicio de emergencias 911.