Resalta crisis muerte de niño inmigrante

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    SAN JOSE LAS FLORES, Guatemala - La madre de un niño guatemalteco cuyo cadáver fue encontrado en el desierto a una milla de la frontera sur de Texas dijo el martes que le suplicó que no emprendiera ese peligroso viaje desde su humilde casa en la sierra de los Cuchumatanes.

    Pero Cipriana Juárez Díaz, enferma y postrada en su cama, señaló que su hijo Gilberto le dijo que quería ganar dinero para ayudarla.

    "Era un buen hijo. Sólo le pido a Dios que me dé fortaleza para aguantar cuando me lo traigan", dijo Juárez entre lágrimas a The Associated Press.

    Para ver nuestra sección especial de crisis en la frontera haz clic aquí.

    Video: Resalta crisis muerte de niño inmigrante

    Video: Resalta crisis muerte de niño inmigrante
    (Publicado miércoles 6 de agosto de 2014)

    Gilberto Francisco Ramos Juárez, de 15 años, apareció muerto hace unas dos semanas con un rosario y el número telefónico de su hermano en Chicago garabateado dentro de la hebilla de su cinturón.

    "Es el rosario que le regaló su madrina cuando hizo su primera comunión", dijo su padre Francisco Ramos.

    Estaba solo en el desierto a menos de una milla de la casa más cercana, dijo el lunes un jefe de la policía del sur de Texas. Al parecer se perdió en su camino rumbo al norte y posiblemente murió por las inclemencias del tiempo. Se le realizó una autopsia sin encontrar señales de traumatismos.

    El padre del joven explicó que el certificado de nacimiento de su hijo tenía la misma fecha que el de su hermano menor.

    La familia, que vive en una región remota de Guatemala, demoró varios años en registrar a su hijo ante las autoridades, dijo Ramos el martes. Y como los padres no podían acordarse de la fecha en que nació, le dieron la misma que la de su hermano menor, lo que los convirtió en gemelos ante las autoridades.

    Aunque cientos de inmigrantes mueren cruzando la frontera cada año, el descubrimiento del cadáver en descomposición de Gilberto en el Valle del Río Grande el 15 de junio subraya los peligros que enfrentan los menores de edad que viajan sin compañía de adultos, en momentos en que el gobierno estadounidense trata de hacer frente a cifras nunca antes vistas de menores de edad que llegan sin autorización al país.

    Eddie Guerra, jefe de policía del Condado Hidalgo, dijo que en un principio un patólogo calculó que el cadáver era de un adolescente, y que es el primer menor de edad muerto que su departamento ha encontrado desde que él asumió el puesto en abril.

    Más de 52,000 menores de edad que viajan solos han sido detenidos al ingresar sin permiso a Estados Unidos desde octubre, lo que ha provocado que el presidente Barack Obama calificara el problema como una "situación humanitaria urgente".