crímenes de odio en Houston

Crímenes de odio en Houston: una década de prejuicio y rechazo

Telemundo Houston investiga obtuvo copias de esos reportes (2010-2019) a través de la ley de acceso a la información pública.

Houston – El reporte del agente policiaco que atendió la llamada de emergencia por agresión física a un empleado de un restaurante de Houston indica que la víctima, Fernando Ismael Aguilera, de 31 años, fue, efectivamente, agredido.

El sumario del parte policial registrado a las 21 horas con 31 segundos del 15 de julio de 2016 parece un telegrama: “Sospechoso golpeó a agraviado. No hay arrestos”.

Según Aguilera, él fue víctima de maltrato verbal durante varias semanas por parte de un compañero de trabajo. Todo por su orientación sexual.
“Me decía que gente como yo no valía la pena” recuerda Aguilera, natural de Honduras. Su agresor le golpeó en la espalda y lo insultó para luego rematarlo a golpes.


Fue entonces cuando Aguilera decidió llamar a las autoridades. Su jefe, dice, se encontraba fuera del país pero cuando se enteró del asunto, se enfadó porque habían llamado a la policía.

Aguilera no regresó a trabajar. Su expediente forma parte de los 186 casos de crímenes de odio confirmados que registra el Departamento de Policía de Houston (HDP, en inglés) de 2010 a 2019.

Telemundo Houston investiga obtuvo copias de esos reportes a través de la ley de acceso a la información pública.

Darwin Benavides, de Nicaragua, tiene un caso similar de agresión física. A plena luz del día, tres desconocidos le golpearon, le insultaron y se llevaron su auto.

Ensangrentado y confundido, pidió ayuda a unos transeúntes para luego ser trasladado a un centro médico.

“Me decían que lo hacían por homosexual. O sea, escuchaba que decían mucho eso, que porque a ellos no les gustaban los homosexuales. Fue un momento duro, difícil”, recuerda Benavides.

Su caso, según él, también quedó impune. Nunca encontraron a los culpables.

Según los datos recopilados, en 2019 fueron 30 los casos catalogados como crímenes de odio, apenas dos menos que el año anterior: 32 en 2018.

La cifra de los dos últimos años son las más altas de la última década.
Los casos motivados por el color de piel en 2018 y 2019 también son los más altos de la década al igual que los crímenes de odio motivados por la orientación sexual.

Contáctanos