Faith y Hope, las siamesas separadas en Houston, cuatro años después