La vendía por internet: duro castigo para secuestrador