“Monstruo sin corazón”: lo sentencian por matar a su familia