Por dentro: los aviones que se meten en el ojo del huracán