Las víctimas serían niños; lo acusan de grabar en secreto actos sexuales