Santa Fe Sport 2.0T 2018: Robusta y audaz

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Santa Fe Sport 2.0T 2018: Robusta y audaz
    Hyundai
    2017 Santa Fe Sport

    Houston.-  El nuevo Santa Fe Sport 2.0T de Hyundai representa además de consistencia, una intrínseca manera de disfrutar lo último en comodidad, diseño y teconología.

    Sus sensores monitorean áreas laterales del vehículo y alertan al conductor si hay objetos o vehículos que entran en el punto ciego del conductor. Además, cámara de reversa facilita estacionarse desplegando la imagen en la pantalla del tablero con líneas dinámicas.

    La cajuela se abre automáticamente cuando detecta la llave inteligente durante tres segundos, de modo que los artículos pesados o voluminosos se pueden cargar con gran facilidad.

    Otra de las ventajas es el sistema de ajuste de memoria tanto en los espejos laterales como en la posición del asiento del conductor y del motor turbo con diseño avanzado, que ayuda a reducir emisiones y optimizar la eficiencia de consumo de combustible a bajas velocidades.

    En su interior, se puede manipular el techo panorámico, el sistema de apertura de cajuela y el micrófono súper sensible para recibir llamadas.

    El sistema de seguridad para subir los cristales ofrece seguridad mejorada, ya que detecta cuando algo está atrapado y baja la ventana automáticamente.

    La Santa Fe Sport 2.0T cuenta con una suspensión delantera tipo McPherson que ofrece un mejor viaje, con mayor estabilidad durante la conducción y el frenado. La suspensión trasera multi-link es más suave y se adapta mejor al camino.

    Pero es el gran espacio, el diseño de vanguardia y la gran capacidad de carga lo que mejoran el interior de la Santa Fe Sport con sensores de monitoreo laterales del vehículo que alertan al conductor si hay objetos o vehículos que entran en el punto ciego.

    La detección activa una alerta visual en el espejo lateral y una más en el panel de instrumentos.

    Si otro vehículo es detectado cuando señala dar la vuelta, se activa una alerta de sonido.

    El Sistema de Control de Tracción (TCS) monitorea continuamente la aceleración y las condiciones del camino así que si el sistema detecta que una de las llantas gira sin tracción, ajusta la aceleración y la tracción para que el vehículo se desplace correctamente.