Las medicinas suben y las armas bajan luego del 8-N

93325236

El sorpresivo triunfo de Donald Trump sobre Hillary Clinton tomó a muchos inversionistas con la guardia abajo. Aunque no provocó un declive generalizado del mercado como muchos temían, sí impulsó a algunas acciones a cerrar con grandes ganancias, mientras que otros sectores sufrieron importantes pérdidas.

Aquí presentamos un panorama del cierre de la jornada bursátil para algunas industrias en lo que los inversionistas intentan anticipar cómo es que los discursos de campaña de Trump podrían traducirse en políticas que afecten a las compañías estadounidenses.

Entre los ganadores se cuenta la industria farmacéutica. Estas compañías y las administradoras de prestaciones farmacéuticas lograron importantes ganancias ante la expectativa de que es menos probable que Trump y el Congreso, bajo control republicano, pongan un freno al creciente precio de los medicamentos. Pfizer subió 7%, Celgene aumentó 11% y Express Scripts ganó 7%.

Los contratistas de defensa y las compañías de infraestructura también están en alza. Las esperanzas de que Trump gastará más en defensa y cumplirá sus promesas de campaña de impulsar el gasto en infraestructura beneficiaron a varias compañías. Raytheon subió 8%, al igual que Caterpillar, el fabricante de maquinaria pesada.

Los operadores de prisiones privadas también se verán beneficiadas. Clinton había dicho que quería que los estados dejaran de utilizar cárceles operadas por particulares. Ahora la amenaza disminuyó. Corrections Corp of America subió 43% y Geo Group aumentó un 21%.

Entre los perdedores con estos resultados se cuentan las compañías de armas. Con el respaldo de la National Rifle Association, la cual defiende los derechos a poseer y portar armas, Trump no es visto como alguien que presione en busca de medidas más estrictas para el control de éstas, como lo hubiera sido Clinton. Eso significa que los inversionistas ya no anticipan un aumento desmesurado en la compra de armas por parte de consumidores nerviosos ante la posibilidad de restricciones gubernamentales. Smith & Wesson cayó 15% y Sturm, Ruger & Co. se desplomó 14%.

Las cadenas de hospitales y algunas aseguradoras también están en baja. Las compañías que se beneficiaron de la legislatura de salud del presidente Barack Obama, la Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible, sufrieron fuertes pérdidas. Trump ha dicho que derogará la ley. La principal cadena de hospitales del país, HCA Inc., tuvo pérdidas del 11% y Community Health Systems cayó el 22%.

Trump ha defendido regulaciones menos estrictas para las compañías petroleras y de carbón, lo que podría perjudicar la demanda de alternativas de energía limpia, tales como la solar y la eólica. SunPower Corp perdió el 14%.

Contáctanos