ABORTO EN TEXAS

Prohibición del aborto después de 6 semanas de gestación más cerca de convertirse en ley en Texas

Solo falta una conciliación entre el Senado y la Cámara, que aprobó el proyecto este jueves en la capital del estado.

AUSTIN, Texas (AP) - La Cámara de Representantes de Texas aprobó este jueves el proyecto que busca prohibir los abortos después de seis semanas de gestación, una vez se sientasn los latidos del corazón en los fetos.

De esta forma, solo queda un paso más para que la iniciativa pase a la firma del gobernador Greg Abbott, quien dijo que está esperando que llegue a su escritorio para convertirla en ley.

Tras su aprobación en la Cámara baja, el Senado estatal deberá revisar los cambios, decidir si los acepta tal y como vienen o si, por el contrario deben ir a una conciliación del texto antes de ser enviada a la oficina de Abbott.

Esto implica que en Texas se podría prohibir los abortos después de seis semanas, antes de que muchas mujeres sepan que están embarazadas y permitiría a los ciudadanos hacer cumplir la regla a través de demandas civiles contra médicos y otras personas. 

La medida haría que Texas se una a una docena de estados cuyos líderes republicanos han impulsado los proyectos de ley llamados “latidos del corazón”, que han sido bloqueados posteriormente en su mayoría por tribunales federales.

En qué consiste la iniciativa "latidos del corazón"

El proyecto de ley de Texas prohibiría los abortos después de la primera detección de un "latido del corazón" embrionario, esto haciendo uso de una tecnología avanzada que puede identificar una señal eléctrica tan pronto como a las seis semanas gestación, aunque el embrión aún no sea un feto y no tenga corazón. Un embrión se denomina feto a partir de la undécima semana de embarazo, dicen los expertos médicos.

"Una vez que se detecta ese latido, esa vida está protegida", dijo la representante Shelby Slawson, quien impulsó la medida en la Cámara antes de que el proyecto de ley se aprobara por 81-63. "Durante demasiado tiempo, el aborto ha significado el fin de un corazón que late”, añadió.

Una disposición única en el proyecto de ley de Texas prohíbe a los funcionarios estatales hacer cumplir la prohibición.

En cambio, permite que cualquier persona, incluso alguien fuera de Texas, demande a un médico o cualquier otra persona que haya ayudado a alguien a abortar después del límite de tiempo y busque daños económicos. Los partidarios de la medida esperan que la disposición sobreviva a los desafíos legales que han condenado a leyes similares en otros lugares del país

“La Ley de Latidos del Corazón de Texas tiene un enfoque novedoso, lo que permite a los ciudadanos responsabilizar a los abortistas a través de demandas privadas. El proyecto de ley no castiga a las mujeres que se someten a un aborto ”, dijo Texas Right to Life en un comunicado.

Pero los críticos dicen que la disposición permitiría a los opositores al aborto inundar los tribunales con demandas para acosar a médicos, pacientes, enfermeras, consejeros de violencia doméstica e incluso a familiares o allegados que asistan o paguen por el aborto de una mujer. 

Además argumentan que violaría los requisitos constitucionales estatales de que las demandas civiles solo pueden ser presentadas por las partes afectadas. Según el proyecto de ley, una persona que presente la demanda no necesitaría ninguna conexión personal con el aborto en cuestión.

La versión de la Cámara evita además que un violador, o alguien que dejó embarazada a una mujer por incesto, presente una demanda por un aborto tardío.

Entretanto el proyecto de ley ha sido rechazado por grupos médicos. “Independientemente de nuestras creencias personales sobre el aborto, como médicos con licencia en Texas, les imploramos que no utilicen al poder judicial como arma en nuestra contra para sustentar un punto político”, escribió un grupo de 200 médicos a los líderes de la Cámara el lunes.

La representante demócrata Donna Howard, entre lágrimas, dijo que obligará a las mujeres a quedarse en "rincones oscuros" cuando busquen un aborto.

“No queremos volver a una época en la que las mujeres tenían que esconderse en las sombras y arriesgar sus propias vidas con procedimientos inseguros”, dijo Howard.

La ley de Texas prohíbe actualmente el aborto después de las 20 semanas, con excepciones para una mujer con una condición médica potencialmente mortal o si el feto tiene una anomalía grave.

Los defensores de estos llamados proyectos de “ley de latidos del corazón" esperan que este tema llegue finalmente a la Corte Suprema de los Estados Unidos, donde buscan el apoyo de la coalición conservadora reunida bajo el presidente Donald Trump para poner fin al derecho constitucional al aborto protegido por el hito del alto tribunal de 1973. Sentencia Roe v. Wade.

Contáctanos