Opinión: beneficiarios de TPS deben asesorarse ya

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Consejos para prevenir la gripe

    En mi columna anterior, les comentaba sobre la cuenta regresiva que había iniciado un juez federal tras concederle al Departamento de Seguridad Nacional (DHS) 90 días para explicar, de manera razonable, por qué interesaba deshacerse del programa DACA.

    En esta ocasión, me toca hablarles de otra cuenta regresiva, pero desafortunadamente en contra de nuestros hermanos y hermanas de Honduras. Se trata de que tan reciente como este 4 de mayo de 2018, la administración del presidente Trump, anunció el final del Programa de Protección Temporal (TPS) para aquellos beneficiarios procedentes de Honduras, en enero del año 2020.

    Hace unos meses atrás, la administración de Trump aprobó una extensión de solamente 6 meses para el programa, mientras decidía que hacer con el mismo. Dicha extensión vence el mes de julio del corriente año, y los beneficiarios tendrán que volver a registrarse para esta última extensión. No obstante, el comunicado anunciando el fin del TPS menciona que los detalles para el proceso serán ofrecidos más adelante.

    Como siempre, cuando escuchamos noticias como esta, la pregunta más frecuente es ¿qué significa todo esto?

    Pues realmente no hay forma de saber a ciencia cierta todavía. Me sospecho que una vez concluya el TPS en enero de 2020, no veremos oficiales de ICE acudiendo a las casa y trabajos de los beneficiarios para arrestarlos y removerlos del país.

    Al igual que con el resto de los miles de inmigrantes indocumentados que viven en el país actualmente y que no son un riesgo para la comunidad, DHS realmente no tiene un interés apremiante en deportarlos, ni cuenta con los recursos suficientes. Ahora bien, si cometen ofensas como manejar tomados o involucrarse en peleas, muy posiblemente entonces ICE se interese en encontrarlos.

    Sin embargo, me parece que deberíamos enfocarnos que qué hacer antes de enero de 2020, ya que muchas de estas personas con TPS podrían tener otros remedios y ni siquiera conocer de ellos.

    Por ejemplo, aquellas personas que tienen TPS vigente pueden viajar con un permiso de viaje y al regresar obtienen una entrada legal que les permite arreglar sus papeles si tienen un familiar inmediato que los haya pedido, como por ejemplo, esposo o esposa e hijos e hijas ciudadanos.

    De otra parte, aquellos que hayan sufrido violencia doméstica a manos de un ciudadano o ciudadana de los Estados Unidos, pueden solicitar una visa especial, al igual que aquellos que hayan sido víctimas de ciertos crímenes dentro de los Estados Unidos y hayan cooperado con las autoridades.

    Para finalizar, mi consejo es que no espere a diciembre de 2019 para consultar con un profesional de inmigración sobre sus posibilidades de permanecer en el país.

    Apresúrese y oriéntese ya, porque aunque resulte ser que usted no tiene un remedio disponible en este momento, si se orienta y conoce sobre la ley de inmigración, estará mejor preparado para reconocer sus posibles remedios en el futuro, en caso de que surja una eventualidad que le permita permanecer en el país.

     

    Naimeh Salem es abogada certificada en Texas que ejerce el área de inmigración. Sus opiniones no comprometen las de NBC / Telemundo.

    ¡Llévanos contigo! Síguenos en Facebook o Twitter y haz click aquí para descargar la aplicación de Telemundo Houston completamente gratis. Donde quieras. Cuando quieras.