Filas largas para despedirse del expresidente Bush