Nuevos detalles en caso de fallido operativo antidrogas

acusados goines garcia y bryant

HOUSTON – Gerald Goines, el exoficial del Departamento de Policía de Houston acusado de homicidio y otros delitos, tras el fallido operativo antidrogas realizado en enero pasado, se presentó en la Corte federal donde enfrenta cargos de privar el derecho constitucional de no ser sometido a allanamientos irracionales y de manipular evidencia.

Goines llegó a la Corte Federal esposado de manos y pies.

En la audiencia se decidió que la selección del jurado para su juicio se llevará a cabo en enero 13 del 2020.

Así mismo, se conoció que Patricia García, la mujer acusada de hacer falsas llamadas al 911 dentro del fallido operativo antidrogas que dejó dos personas muertas el pasado mes de enero, llamó a la línea el pasado 89 de enero de este año para "denunciar" que su hija estaba consumiendo drogas con la pareja que murió días despues en el operativo.

Según el agente especial del FBI ONeill Brown, la mujer buscaba que arrestaran a su hija.

El reporte de esa llamada fue remitido a Goines tres días después y el operativo contra la pareja conformada por Dennis Tuttle y Roghena Nicholas se realizó 17 días después, el 28 de enero.

Según ONeill, en la casa de la pareja no se encontró drogas ni armas como García lo había reportado. 

García era vecina de la pareja y se le fijó una fianza de $50,000 este jueves al acudir a la Corte.

Además, se estableció que deberá permanecer bajo la supervisión de un custodio, que muy probablemente va a ser su hermana.

Así mismo, la jueza determinó que la acusada no podrá tener ningún tipo de contacto con los dos exoficiales de HPD acusados por cargos de homicidio y adultareción de documentos.

Los tres acusados se declararon no culpables ante la jueza.

El oficial Steven Bryant quedó libre tras pagar una fianza de $50,000.

Los tres fueron arrestados el miércoles por agentes del Buró Federal de Investigaciones.

Gerald Goines enfrenta dos acusaciones federales de privar el derecho constitucional de estar seguro contra allanamientos sin fundamento.

Goines y el otro exoficial -Steve Bryant- enfrentan dos cargos federales de obstrucción a la justicia al falsificar documentos.

Por su parte, García, fue acusada de transmitir información errónea al hacer llamadas falsas al 9-1-1.

Cabe recordar que en este operativo murieron Dennis Tuttle y Rhogena Nicholas, a quienes -supuestamente- se les allanó su vivienda porque allí se llevaban transacciones de narcóticos.

Por este hecho, Goines es acusado de homicidio, mientras que Bryant enfrenta cargos en una corte del condado Harris por adulteración de documento oficial.

Es importante anotar que la Fiscalía del Condado Harris decidió revisar las investigaciones hechas por estos oficiales, al creer que varias de ellas pudieron tener acusaciones falsas.

La fiscal del Condado Harris, Kim Ogg, dijo que el arresto de los exoficiales bajo cargos federales es algo que sucede con frecuencia debido a la complejidad del caso.

"Todos queremos que se sepan todos los hechos, toda la evidencia y asegurarnos que la verdad sea conocida", agregó Ogg.

El jefe de Policía de Houston, Art Acevedo, dijo que su departamento está ayudando para "que haya justicia" tanto para las personas que murieron, como para los oficiales que resultaron heridos en el operativo.

Por su parte, los abogados de la familia de Roghena Nicholas dijeron que esperan que las acusaciones federales ayuden a acelerar las investigaciones.

Contáctanos