HURACAN IDA

Toda la ciudad de Nueva Orleans está sin electricidad por el azote del huracán Ida

La situación es crítica no solo por el devastador paso del huracán, sino por la crisis de la pandemia.

HOUSTON, Texas - Las autoridades confirmaron que toda la ciudad de Nueva Orleans está sin electricidad por los daños causados por el huracán Ida en el sureste de Louisiana. La situación preocupa a las autoridades por el alto índice de hospitalizaciones por COVID-19 de las últimas semanas.

Más de 818,000 clientes se han quedado sin luz en el sureste de Louisiana este domingo, solo horas después de que el "extremadamente peligroso" huracán Ida tocó tierra como huracán categoría 4.

"Debido a daños catastróficos en la transmisión, toda la ciudad de Nueva Orleans está actualmente sin luz. La única electricidad en la ciudad viene de generadores", informó la compañía eléctrica Entergy, que presta servicio en Nueva Orleans.

Más de 766,000 clientes están sin servicio eléctrico en la ciudad de Nueva Orleans.

Esta cifra podría ser mucho peor en las próximas horas, cuando se pronostica que Nueva Orleans, una ciudad con 1.2 millones de habitantes, reciba la peor parte de los catastróficos vientos huracanados del ciclón, que todavía conserva vientos máximos sostenidos de 130 mph.

La situación es crítica no solo por el azote del devastador huracán, sino por la pandemia del coronavirus, en momentos en que las hospitalizaciones han incrementado por el rebrote del virus.

Según datos estatales, actualmente hay 2,684 personas hospitalizadas por coronavirus, delas cuales 479 requieren ventilador.

Los hospitales de Nueva Orleans tenían previsto poder responder la tormenta casi a plena capacidad, ya que hospitales de otros lugares, sujetos a una presión similar de la pandemia del coronavirus, tenían poco espacio para pacientes evacuados. Y los refugios para personas que huían de sus hogares planteaban un riesgo adicional de convertirse en focos de infección.

A pesar de que el sistema tocó tierra como un huracán de categoría 4, estuvo muy cerca de cumplir con las condiciones para catalogarlo como un huracán de categoría 5. La diferencia fue de tan solo 5 millas de velocidad.

Tras el paso de la lluvia más intensa sobre Nueva Orleans este domingo en la tarde, Ida irá saliendo de esa zona con vientos menos fuertes, pero con bastante lluvia.

Se espera que el lunes las condiciones empiecen a mejorar, pero con el temor de que sea ahí cuando se vean los estragos de la tormenta.

Los vientos arrancaron toldos cerca del lago Ponchartrain en Nueva Orleans antes del mediodía del domingo. Las autoridades señalaron que el rápido fortalecimiento de Ida, que en tres días se convirtió de tormenta en huracán de categoría tres, no dejó tiempo para organizar una evacuación obligatoria de los 390,000 residentes de la ciudad.

La alcaldesa LaToya Cantrell llamó a los habitantes a salir del área voluntariamente. Aquellos que se quedaron fueron advertidos a prepararse para apagones prolongados en medio de un calor intenso.

Contáctanos