Los alimentos blancos más peligrosos

Para llevar salud a tu vida incluye alimentos ricos en color, que son los que más nutrientes aportan. Los blancos pueden ser un veneno para tu cuerpo.

32 fotos
1/32
Shutterstock
Para llevar salud a tu vida incluye alimentos ricos en color, que son los que más nutrientes aportan. Los blancos, en algunas ocasiones, pueden ser un veneno para tu cuerpo.
2/32
Shutterstock
Para llevar salud a tu vida incluye alimentos ricos en color, que son los que más nutrientes aportan. Los blancos, en algunas ocasiones, pueden ser un veneno para tu cuerpo.
3/32
Shutterstock
Justamente se les conoce como venenos blancos porque han sido manipulados y desprovistos de cualidades nutritivas y perjudican tu salud, presente y futura. Ve por qué.
4/32
Shutterstock
1.Azúcar refinada – Coincidimos en que luce hermosa y que es un poderoso imán cuando la ves en terrones.
5/32
Shutterstock
Sin embargo, el azúcar refinada no aporta ningún nutriente. Es sólo calorías vacías.
6/32
Shutterstock
Está muy relacionada con la obesidad, con los desequilibrios nutritivos y con las generación de caries.
7/32
Shutterstock
A los edulcorantes químicos que buscan sustituirla se les asocia a un mayor riesgo de desarrollar cáncer.
8/32
Shutterstock
Uno de los principales problemas es la manera en que incluimos los azúcares a la alimentación, ya que por sí mismas las frutas y las verduras las tienen de manera más saludable.
9/32
Shutterstock
2. Lácteos – La leche de vaca lleva la alarmante etiqueta de ser la principal causa de alergias en los niños, según la Academia de Alergia, Asma e Inmunología de Estados Unidos.
10/32
Shutterstock
Aunque durante muchos años se le consideró un alimento primordial en la dieta, hoy se sabe que aporta demasiadas grasas saturadas y colesterol.
11/32
Shutterstock
Además, tanto líquida como materia prima para otros productos lácteos, aporta proteínas que no resultan aptas para los humanos.
12/32
Pixabay
Muchos estudios la relacionan con la diabetes y hasta con la osteoporosis, porque al ser baja en magnesio, no favorece al hueso absorber el calcio.
13/32
Pixabay
Además, algunos advierten que las hormonas que se suministran a las vacas, y que se transfieren a todo lo que obtiene de ella, hacen necesario buscar otras alternativas que resultan más saludables.
14/32
Shutterstock
3. Sal refinada – Se trata simplemente de cloruro de sodio, al que le añaden flúor o yodo, pero de manera artificial.
15/32
Shutterstock
Esos minerales se encuentran en mucho mayor concentración en la sal marina pura, que es la que debería consumirse aunque en una cantidad pequeña.
16/32
Shutterstock
La comida procesada abundante en sal refinada. Estudios demuestran que contiene de 8 a 20 veces más de la dosis recomendada.
17/32
Shutterstock
El exceso en el consumo de sal aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.
18/32
Pixabay
La sal marina contiene diversos minerales que son saludables, si no los consumen en exceso, entre ellos: azufre, boro, bromo, carbono, estroncio, magnesio, potasio, aluminio, flúor, fósforo, hierro y litio.
19/32
Shutterstock
4. Chocolate blanco – Aunque se le conoce por ese nombre, la verdad es que ni siquiera se trata de chocolate.
20/32
Shutterstock
Es un derivado del cacao; de hecho, es un dulce formado por leche, azúcar y manteca de cacao.
21/32
Shutterstock
La manteca de cacao es una grasa de origen vegetal y no contiene entre sus componentes ni pasta, ni licor, ni sólidos del cacao.
22/32
Shutterstock
Al no ser cacao original carece de antioxidantes que son buenos para nuestra salud.
23/32
Shutterstock
El chocolate blanco tiene grasas y glúcidos, que son perjudiciales para la salud.
24/32
Shutterstock
5. Harina refinada – El pecado de este producto es que carece de fibra. La han procesado tanto que queda en un polvo carente de nutrientes.
25/32
Shutterstock
Mientras más blanca y fina parezca, menos vitaminas y minerales tendrá.
26/32
Shutterstock
El pan blanco, el pan de salvado, la bollería, no contienen vitaminas ni minerales.
27/32
Shutterstock
Lo mismo ocurre con las pastas y otros alimentos que se realizan a partir de harina.
28/32
Pixabay
El exceso en el consumo de harina favorece la aparición de caries, el cáncer, el colesterol y la diabetes.
29/32
Pixabay
6. Arroz blanco – Contrario a la creencia popular, el arroz que consumimos no es el mejor producto que podemos comprar.
30/32
Pixabay
Esto se debe a que al refinarlo le quitan todo aquello que puede aportar vitaminas y otros nutrientes.
31/32
Pixabay
Lo peor es que su consumo incide en el aumento de los niveles de glucosa en la sangre, lo cual es un riesgo para generar diabetes.
32/32
Pixabay
Aunque el arroz se ha consumido durante siglos, fue en el s. XX cuando empezó a refinarse y consumirse como arroz blanco.
Contáctanos